24.7.15

ANIMAL MUTILADO EN VILLAVERDE

El clásico corte en la mandíbula del animal. La falta de la lengua
y el aparato digestivo, impactan con la imagen



Un nuevo caso de mutilación de animal vacuno en la región fue descubierto hoy al mediodía por el encargado del predio rural Villaverde, situado 10 km al norte de la ciudad de Santa Rosa. Se trata de una vaca de raza Holando-Argentino preñada. La cabeza y extremidades anteriores del feto quedaron a la vista, como si hubiera estado pariendo al momento del extraño ataque que además, le dejó los clásicos cortes en la quijada, extracción completa del globo ocular, lengua y aparato digestivo. Un corte superficial en el vientre del animal demostraba que también le habían extraído las ubres.
Un grupo de animales con los que compartía el lote, se mantuvieron alejados del lugar, a la vez que el cuerpo, al igual que en la mayoría de los casos, no presentaba rigor mortis a pesar de estimarse que llevaba unas 48 horas en el lugar.
El hecho no dejó de sorprender a los propietarios de la Estancia turística Villaverde, porque si bien conocían el fenómeno producido que afectó a vecinos en otros años, nunca les había ocurrido con hacienda propia. Cabe destacar que hace unos años, en el mismo establecimiento descendió “un plato volador” que realizado el estudio de campo, se estimó que tenía más de 50 metros de diámetro.
La cabeza y extremidades anteriores del feto, demuestran que el
animal estaba pariendo o intentaron extraerlo.
Las imágenes son por demás elocuentes y si bien la similitud con anteriores casos estudiados por el CEUFO, en este pudimos observar algunos vestigios de sangre alojados en la parte de la panza del animal, pero ningún resto en el resto del cuerpo, especialmente en la cabeza y en el pecho, donde se advertía la extracción total de la lengua y aparato digestivo completo. En este caso no hubo extracción de musculatura del cogote del animal, detalle que se apreció a mediados del año pasado en algunos casos de la provincia de Buenos Aires y a los que hiciéramos especial referencia en anteriores post.

INFORME DEL NORTE PROVINCIAL
El corte perfecto en la panza del animal, demuestra crudamente
la extracción de las ubres.
Otro informe recibido del norte provincial, denota un interesante detalle por parte de un productor que advirtió un extraño comportamiento en días previos a la muerte de los animales. El productor expresó lo siguiente “trabajo en el campo en una zona donde se unen los deptos Trenel, Maracó, Realicó y Chapaleufú. En 2002-2003 hubo muchos casos de vacunos mutilados en la zona Alta Italia – Vértiz, donde pude ver casos de conducta extraña en animales que a los pocos días aparecieron muertos y mutilados. Se presentaban agresivos, se apartaban del resto de la manada y al tratar de asistirlos en el campo atacaban, tenían los ojos vidriosos. A los poco días aparecían muertos con el maxilar inferior pelado totalmente, no tenían la lengua ni los genitales, y los cortes parecían cauterizados. Los depedradores no se acercaban a comer la osamenta, incluso los demás animales no hacían el particular rodeo sobre el animal muerto”.
Más adelante destacó que “hace pocos días, en mayo de 2015, observé un animal con las mismas características, a los 2 días murió, el empleado lo arrastró a una loma donde tiramos las osamentas, hasta ahora no noté nada raro, pero el sábado 30/5, salíamos de ese campo con mi hijo al anochecer y observamos un objeto que se movilizaba a velocidad supersónica, casi a ras del piso, no tenía luces, era blanco brillante del tamaño de un ómnibus, iba de sur a norte y en segundos desapareció de nuestra vista, no supimos qué era ni nos dio tiempo de calcular qué estábamos viendo. Fue algo extraño.” Aseveró.

  

12.7.15

UNA FANTASIA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACION

La difusión reciente y masiva de un caso del que tenía conocimiento desde hace más de un año, relatado por el protagonista de una historia poco creíble, obligó a la consulta que infinidad de medios locales, regionales y nacionales me hicieron en los últimos días, desestimando todo tipo de especulaciones sobre la veracidad de un caso tan contradictorio como descabellado.
Ante eso, hoy tengo la necesidad de hacer pública mi postura concreta al respecto: en mi opinión el caso no es real, aunque desconozco los motivos por los que el protagonista narra la serie de disparates que han sido causa de risa en todas las redes públicas y en programas radiales donde el caso ha sido tema central de todo tipo de chanzas.
En mi experiencia de más de 40 años como investigador de campo, jamás encontré un testigo que tuviera interés en trascender en los medios de comunicación. El perfil bajo y la búsqueda de una respuesta que en muchos casos ni siquiera aún tenemos, fue la característica que definió el accionar de los investigadores que nos interesamos seriamente del tema, que además fue abordado por una docena de investigadores de distintos puntos del país nucleados en ICOU (Investigadores de Campo OVNI Unidos) que inclusive, en dos oportunidades deliberaron en la ciudad de Santa Rosa.
A esta altura de los acontecimientos, entiendo que el protagonista tuvo la necesidad de hacer público el caso y lo hizo. También sería interesante que hubiera acercado al diario que publicó su versión, el resultado del análisis del CITEFA.

En lo personal, el caso es insostenible y por lo tanto, no vale la pena continuar con el desarrollo de especulaciones sobre un caso que no es real. No tiene siquiera el mínimo sentido comparado con los casos publicados en este sitio y que datan de muchos años, sobre los que aún hoy seguimos trabajando.

1.6.15

ABDUCCIÓN: UNA REALIDAD CON MILES DE PROTAGONISTAS

ABDUCCIÓN


                  El término abducción, tiene por supuesto una interpretación semántica pero al cabo de un profundo análisis, resulta un término muy complejo a la hora de definir su alcance. Sin dudas tiene relación directa con la presencia de seres y naves desconocidas que abducen y transportan a otro lugar a uno o varios testigos y en ese marco es donde comienzan a tejerse las mas variadas conjeturas y la falta de respuestas concretas, significan que una parte de la ciencia está en deuda a la hora de explicar qué ocurre con este fenómeno.
         Desde el punto de vista de la ciencia, abordaremos el tema con la consulta a especialistas que se han identificado en algún momento de su carrera e investigación en procura de una respuesta. Sin embargo, nadie ha emitido una definición sobre el término que a tanta gente ha involucrado.
         Estamos ante un fenómeno inexplicable y que la propia ciencia al reconocer sus limitaciones intenta dejar de lado? Mientras tanto, decenas de testigos afirman vivir experiencias alucinantes que aún hoy no tienen respuesta. Que algunos recuerdan con terror y como una experiencia traumática, mientras otros por el contrario, sostienen que fue extraña pero que les gustaría volver a repetirla.
         A esta altura cabe reconocer que a partir de las experiencias vividas por los testigos, sus vidas no han vuelto a ser las mismas. Como si otras expectativas estuvieran pendientes en los recuerdos que perduran y en los que surgen al momento de indagar los investigadores. Porque hay que reconocer que en algunos casos, en principio recuerdan muy poco, mientras que las vivencias más profundas afloran con el paso del tiempo, generalmente al cabo de varios años.
         Por tal motivo vale sostener aquello de que los casos no se cierran y que el seguimiento por parte de los investigadores y profesionales es necesario.
         Pero en ese marco, también es factible encontrarse con personas que potencialmente pueden haber sido observadores de un extraño episodio, tan sólo en una observación a la distancia de un objeto extraño pero, la mente humana puede jugarle una pasada y generar una trama insospechada, que tan sólo tiene lugar en su mente.
         En tal sentido, a mediados de 2014 un personaje llegó a mi casa y me relató una experiencia alucinante, que como cazador había protagonizado en un campo a unos 140 km de la ciudad de Santa Rosa. El énfasis puesto en su descripción y el aumento de datos increíbles en posteriores reuniones, me permitieron trazar una serie de parámetros que elevados a consulta, dieron como resultado que la fantasía era la principal protagonista en la mente de este “testigo” que no obstante las contradicciones, intentó convertirse en protagonista excepcional de una historia que solamente él puede creerse.
         A esta altura de mi vida como investigador, he aclarado que si no es en la primera reunión, luego de 20 minutos de charla, un investigador experimentado ya tiene un perfil de su entrevistado. Las nuevas reuniones no hacen más que fortalecer la postura, lo que hace que quien quiere convertirse en protagonista, sólo intente embarullarse más en su propia historia que se vuelve insostenible.
         Este tipo de experiencias no son comunes en el interior, precisamente por la idiosincrasia de los pobladores de “la pampa profunda”, y quienes pretenden convertirse en forzados protagonistas, son precisamente gente que llegado de otras latitudes, especialmente de grandes ciudades y por algún raro comportamiento, buscan el protagonismo con estas historias que afortunadamente caen por su falta de consistencia y se evita la pérdida de tiempo. 

25.5.15

¿Quién se lleva el agua de los tanques? NOTA III

Misteriosas ausencias del líquido vital




La aparición de tanques australianos vacíos de la noche a la mañana, obligó a entrelazar la presencia de las extrañas naves por la región y su potencial relación con los episodios de mutilación de animales.
Los tanques son los clásicos reservorios construidos para almacenar agua para la hacienda, abastecido por el infaltable molino de viento y según sus dimensiones pueden tener una capacidad que normalmente va de los 30 mil a los 300 mil litros del vital elemento.
Pero ¿quién puede transportar semejante cantidad de agua en horas o minutos sin dejar la mínima señal?
El interrogante no era nuevo para nosotros porque ya a fines de la década de los años ’70 del siglo pasado recogimos los primeros relatos, pero fueron hechos muy aislados que como explicación determinaron la potencial causa a una vieja filtración o rotura de algún sector, aunque nadie encontró jamás la falla cuando lo volvieron a llenar.
Otro relato llamativo respecto a la posible extracción de agua lo obtuve en la zona rural de Telén, donde un vecino que circulaba por la ruta 10, una noche en la que una tormenta se cernía sobre la región, observó un gigantesco con forma de disco suspendido sobre una laguna que se observa en dirección a la Escuela Hogar. El testigo aseguró que del plato volador salía algo con forma irregular “como si fuera el tronco de una parra” según sus propias palabras y que se introducía en la laguna. Eso le hizo suponer que estaba extrayendo agua. Era de madrugada y no tenía a quien avisar para que viniera a observar el extraño espectáculo por lo que decidió ir hasta su casa, en la localidad de Victorica y regresó con una filmadora Panasonic M 9000 pero al regresar, “el plato ya no estaba”.
Los episodios masivos de tanques vacíos comenzaron a llegar en el año 2002, justamente cuando toda la atención estaba centrada en las mutilaciones animales.
Ese año, el médico veterinario Daniel Belot comprobó en varios establecimientos del oeste de la provincia de Buenos Aires la especie y le llamó la atención que en el fondo de los tanques, se hallaran gran cantidad de algas secas “como si las hubieran cocinado”.
Nadie se explicaba el nuevo fenómeno, mientras tanto los tanques de la región comenzaron a quedar secos de la noche a la mañana, como señal de que algo anormal estaba ocurriendo.
A esta altura obviamente comenzamos a preguntarnos qué relación tenía la extracción del agua con las mutilaciones de animales.
Los episodios se repitieron por decenas también en la provincia de La Pampa y al igual que las mutilaciones, nunca cesaron. Hoy en día, al menos una vez por mes, recibimos el informe que en determinada zona de la provincia “un tanque apareció vacío”.
Los relatos más contundentes seguramente tienen que ver con la comprobación de los hechos en el escaso tiempo que le demandó a los extractores para hacerse con el líquido elemento.
En tal sentido, tuve oportunidad de escuchar el conmovedor relato de un productor del norte de la provincia de La Pampa, de la zona rural de la localidad de Parera que contó que una noche, antes de irse a dormir, fue hasta la casa del encargado para preguntar si necesitaba que le trajera algo del pueblo al día siguiente.
Para llegar a la vivienda, debía recorrer un trayecto de unos 80 metros por un sendero que obligadamente hacía que sus pasos pasen al lado del tanque australiano. Eran poco más de las 22 horas y cuando pasó al lado del tanque todo era calma y estaba normal. Tan sólo 15 minutos después, el tiempo del diálogo que mantuvo con el empleado, cuando volvió a pasar por el tanque… estaba vacío!!! Sin que ellos repararan en ningún tipo de anormalidad.
Al día siguiente, dispusieron el trabajo del molino para volver a llenar el reservorio, luego de lo cual comprobaron que no tenía pérdidas de ningún tipo y hasta el día de hoy, presta su servicio normalmente.
Fue precisamente en la misma época en que también en zonas de quintas de algunas localidades se detectó el mismo fenómeno. Un funcionario municipal de la localidad de Toay, unos 10 kilómetros al SO de la capital pampeana Santa Rosa, había dejado todo preparado para iniciar la temporada de verano en una quinta de su propiedad. La pileta de unos 14 metros de largo por 6 de ancho estaba llena hasta el borde. Lo comprobó un domingo a las 22 horas.
A la mañana siguiente antes de concurrir a trabajar pasó por el lugar y con sorpresa comprobó que una buena parte del líquido ya no estaba. Apesadumbrado por lo que suponía una filtración y el trabajo que deberían realizar para sellar la pérdida justo al comienzo del verano, le dio aviso a su hija de profesión arquitecta que llegó al lugar a realizar las mediciones pertinentes.
La sorpresa no terminó ahí, las pruebas de profundidad realizadas no indicaban que hubiera una fuga de agua en los alrededores de la pileta, por lo que requirió el auxilio de un colega ingeniero en construcciones que confirmó las pruebas realizadas. Volvieron a llenar la pileta y… ya no hubo fuga.
El propietario del lugar estimó que para llevarse la cantidad de agua que faltaba, unos 50 mil litros, hubieran sido necesarios al menos 9 camiones regadores para su transporte pero, no había ninguna huella en decenas de metros a la redonda. Por tal motivo, comenzó a preguntar a sus vecinos si habían observado o experimentado algo extraño la noche que le robaron el agua y, una vecina le confirmó que su hijo había visto algo y que estaba muy asustado. En un corto diálogo el jovencito que regresaba de madrugada a su casa, contó que suspendido sobre la pileta había un objeto redondo y luminoso de gran tamaño, aunque no observó más detalles que orientaran la presencia de algún ducto para elevar el agua.
En la zona rural de Miguel Riglos, una madrugada el encargado observó movimientos extraños en el campo. Los animales estaban nerviosos, los perros aullaban y escuchaba correr y relinchar los caballos. Miró por la ventana y vio algo que lo conmovió de tal manera que desde ese día no quiso quedarse más solo de noche en el campo. A la mañana siguiente, el tanque de 300 mil litros de agua estaba vacío.
No hubo posibilidades de mantener un diálogo directo con el testigo porque según los administradores del establecimiento estaba muy conmocionado y ni siquiera a ellos les había podido describir lo que vio o vivió.
Por este tipo de episodios es común que en los establecimientos rurales mas pequeños, nadie se quede de noche y la presencia del hombre se observa sólo de día.
Otro de los grandes reservorios vacíos, con una capacidad también de 300 mil litros se produjo en la zona de Conhelo, al norte de la provincia de La Pampa. También de la noche a la mañana el tanque apareció inexplicablemente vacío, para lamento de los propietarios ya que según la época del año, el agua suele ser muy escasa.

17.5.15

MUTILACIONES: TRECE AÑOS DESPUÉS… NOTA II


Las mutilaciones de animales no dejan de ser un misterio sin respuesta y vale la pena pasados los trece años hacer un balance y un nuevo análisis a fin de evaluar un fenómeno que arreció en los años 2002 y 2003 por la cantidad de sucesos registrados. Si bien los años posteriores la cifra disminuyó, nunca dejaron de aparecer en cantidades menores pero en forma constante cada mes las estadísticas se mantuvieron entre dos y una decena de animales en la región pampeana, manteniendo la angustia de los productores que nunca tuvieron una respuesta que satisficiera sus interrogantes.
Ratón hocicudo rojizo, la especie "acusada" de las mutilaciones
Los episodios también en algunos casos aparecieron con los tanques australianos de varios establecimientos rurales vacío en forma inexplicable, porque cuando los volvieron a llenar, la carga se mantuvo en forma normal, lo que indica que “alguien” sin dejar el mínimo vestigio de su accionar, se llevó el líquido elemento.
La cantidad considerablemente menor de animales muertos con los clásicos cortes registrados definidos como mutilaciones extrañas, en muchos casos generó además de la resignación de los productores a sufrir una pérdida inexplicable, a quedarse callado y no realizar denuncia del episodio, lo que se traduciría en una cuestión burocrática ya que luego de radicar la denuncia en sede policial, los productores son citados a los estrados judiciales a reafirmar sus dichos, lo que en ocasiones representa el costo de un viaje y el suceso queda sin respuesta.
Otra imagen del RHR, especie que según los especialistas pampeanos
no podría sobrevivir a la rigurosidad del clima.
Un lector del blog preguntó si había imágenes del “famoso ratón hocicudo rojizo” y en realidad, hoy exponemos fotos es la especie que NO se conoce en La Pampa. Oportunamente, el desaparecido responsable del Museo Provincial, Dr. Gustavo Siegenthale reconoció al grupo de investigación que como responsable de la cantidad de trampas colocadas, jamás se capturó ningún ejemplar de la especie en cuestión y fue más allá “tampoco podría sobrevivir a la rigurosidad del clima, especialmente en invierno”. Lo dijo y sostuvo una autoridad del tema.
A esta altura resulta extraño que a nivel oficial no se hayan dispuesto medidas a fin de brindar a los productores una idea del fenómeno. Como tampoco políticas más allá de los estudios primarios realizados por profesionales relacionados con la rama veterinaria y la intervención de la Facultad de Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa a principios de la década del 2000.
Por otra parte desde las Fuerzas Armadas tampoco se han visto maniobras, al menos perceptibles, de búsqueda, mas que sondeos realizados a algunos investigadores en busca de algunas pautas, ante lo que sin dudas representa una violación del espacio aéreo, al momento que muchos testigos mencionan la presencia de “luces” o extrañas naves que por su proximidad, relacionan con el fenómeno de la mutilación de animales.
Sin embargo, se sabe que hay existido contactos y comunicaciones al respecto con otros países pero se mantienen en reserva inexplicablemente, cuando toda una sociedad se pregunta y está expectante muchas veces a la información que brindar los investigadores que con esfuerzo se desplazan por las distintas geografías en busca de una respuesta y de alguna manera, dan contención a los productores que tienen muchas preguntas sin respuesta.
El hecho de haber podido recorrer miles de kilómetros en busca de la pista que permitiera al menos esbozar una hipótesis de trabajo, la que luego habría que demostrar, no significa que los investigadores de campo tengan la respuesta definitiva. Tan sólo a fuerza de voluntad y el reconocimiento de algunas instituciones, han logrado ser el nexo entre los científicos que seriamente se comprometen con el fenómeno pero prefieren mantener su nombre en el anonimato para evitar complicaciones. Eso habla a las claras que a nivel oficial no se quiere abordar el tema al menos disponiendo medidas en busca de una respuesta.
Pero transcurridos estos años, no podemos soslayar algunos detalles que con el correr del tiempo hemos podido advertir, lejos de la intensidad de las recorridas que realizamos en los años 2002, 2003 y 2004. Con detenimiento, e intercambiando impresiones y detalles con investigadores de otras regiones, estamos en condiciones de sostener que si bien existieron patrones “clásicos”, también se han encontrado señales de actitudes inteligentes por parte de los responsables del fenómeno y además, cierta interacción con los testigos y esos detalles vale la pena tenerlos en cuenta.
Decenas de testimonios recogidos en los primeros años, señalaban la presencia de “luces” de distinta coloración, con formas diferentes que variaban desde una esfera hasta un triángulo. Las coloraciones viraban del rojo al amarillo, naranja y azul y eran perfectamente distinguibles durante la noche. Pero también hay relatos de presencia de extrañas naves a plena luz del día, con forma definida, que provocaban una reacción en el ganado que huía despavorido en la dirección contraria en la que se desplazaba la nave. Eso se traduce en una reacción de los animales ante el peligro, algo que es una natural respuesta instintiva seguramente, pero no podemos soslayar una percepción particular ante un evento de estas características.
Pero no todos los episodios en los que apareció un animal mutilado se relacionaron con luces, así como no todos se relacionaron con la falta de agua de los tanques australianos.
Hubo un caso particular en el que un grupo de cuatro rudos cazadores observaron una extraña figura junto a un animal en una oscura noche pampeana. Cuando enfocaron el reflector hacia el animal al que escuchaban mugir con cierta desesperación, vieron una extraña figura oscura de la que se destacaban con notoriedad sus ojos de color rojo. Los cazadores decidieron acercarse pero al momento de relatar la experiencia reconocieron que sintieron una rara sensación ante la desconocida presencia. Avanzaron lentamente sin dejar de iluminar al extraño ser del que sólo describieron los ojos y estimaron que su altura no superaba 1,60 m.

En ningún momento se les ocurrió esgrimir algunas de sus potentes armas, estaban impactados con la visión al punto tal, que tampoco avanzaron a gran velocidad, sino que lo hicieron lentamente. Advirtieron que el extraño ser, de color oscuro comenzó a alejarse del animal pero siempre mirándolos fijamente con sus ojos rojos y hasta ensayan un gesto de cierta amenaza. El ser se desplazó hasta un bajo y luego se internó en un monte. Mientras los cazadores atónitos observaron que el animal tenía un profundo hueco en su ano, por lo que estimaron que habría parido un ternero. La experiencia los decidió a abandonar por esa noche la cacería y regresaron al casco del establecimiento donde se acostaron. Al día siguiente, luego de comentar la experiencia se trasladaron al lugar con el encargado del campo y encontraron el animal muerto y con las clásicas mutilaciones. Obviamente decidieron abandonar la cacería y regresar a la ciudad. Tres de ellos sufrieron un impacto emocional considerable al punto tal que no querían referirse al tema públicamente y sólo lo hicieron en contadas ocasiones ante un pequeño círculo familiar. El cuarto cazador decidió compartir la experiencia con el autor de este trabajo y así se pudo ubicar geográficamente la zona y realizar algunas recorridas por la región que no arrojaron otros resultados.

11.5.15

MUTILACIONES DE ANIMALES: ¡QUIÉN ES EL RESPONSABLE?

Hablar de mutilaciones de animales y otros hechos conexos es casi una obviedad en la provincia de La pampa. Una región que fue epicentro de los casos más numerosos en las estadísticas y más extraños. Dio origen a una de las investigaciones más complejas y completas por parte de investigadores de campo que trabajaron a la par de científicos no sólo privados, sino también oficiales. Ese es uno de los detalles que llamó la atención de investigadores de otros países que advirtieron que acá las relaciones entre investigadores de campo, científicos, policías y protagonistas de las historias definidos como testigos calificados, se produjo aquí en La Pampa. Muestra de ellos fue la participación de un veterinario del Senasa, otro de la Facultad de Veterinarias de la Universidad Nacional de La pampa, no dudaron en avalar las declaraciones del investigador de este Centro, Oscar "Quique" Mario públicamente. Eso habla a las claras de la seriedad de la investigación y de que es posible trabajar en forma mancomunada y sin especulaciones mezquinas porque, estamos ante un hecho que no tiene explicación para la ciencia y esta, es honesta al reconocerlo. Desde hoy publicaré una serie de notas que semanalmente se renovarán y en las que brindaré la información actualizada de la investigación. Porque como sostengo, nunca cesaron y en el transcurso del tiempo, hemos podido hallar una evolución que daremos a conocer en este espacio.

Mutilaciones: ¿quién, cómo y por qué?

 

La muerte y mutilación de animales sorprendió la opinión pública de todo el país cuando a principios de 2002 comenzaron a aparecer animales muertos y con extrañas mutilaciones que si bien pueden lograrse en un laboratorio, no se explica aún ¿QUIÉN LAS HIZO?, ¿CON QUÉ FIN? y ¿CON QUÉ MEDIOS?, ya que los animales fueron hallados en zonas rurales muy distantes entre sí y en algunos casos de difícil acceso.
Muchos productores denunciaron la presencia de "extrañas luces", "muy silenciosas" que evolucionaron en la región en esa época, de variadas formas pero, fundamentalmente como “esfera” o “triángulo”.  Los colores variaban del rojo al azul, pasando por las más variadas tonalidades. Sólo en contados casos se escuchó un "zumbido" que algunos testigos compararon con el del viento.
Aún no hay una respuesta definitiva de las mutilaciones de animales producidas en gran parte de Argentina, pero en especial en la provincia de La Pampa, Patagonia Argentina. El ridículo argumento del SENASA que “acusó” al “ratón hocicudo rojizo”, una especie desconocida en la región, fue vapuleado por el informe de la Facultad de Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa, que luego de un año de intensivos estudios determinó que los cortes practicados a los animales eran “mecánicos”, es decir, producidos por elementos cortantes utilizados a tal fin. Pero… ¿quién lo hizo?... No hay respuestas, ya que los animales aparecieron en medio del campo o el monte sin que se hallaran a su alrededor huellas de ningún tipo.
Los baqueanos y productores rurales conocen muy bien el comportamiento de los animales. Saben que siempre hay huellas de resistencia cuando un animal es separado para un rodeo. Es imposible que haya ninguna señal de lucha. Ni la más mínima marca… entonces ¿quién lo hizo?... A lo que se sumaría ¿por qué?.
Son muchas las hipótesis si las enlazamos con decenas de testimonios de gente que jamás le dio importancia al tema OVNI, o en algunos casos se reconoció como escéptica. Muchos admitieron observar extrañas naves silenciosas, cuyas formas variaban desde un triángulo hasta una esfera luminosa.
La Policía de La Pampa realizó durante el año 2002 uno de los trabajos más completos de huellas obtenidas en el lugar y en él se destacan tres extraños círculos de 50 cm de diámetro equidistantes entre sí por 5 metros, lo que daba la sensación que algo muy pesado se había posado en proximidades del animal  mutilado. El terrero estaba cubierto por pasto puna, una especie tradicional de la región cuya resistencia sólo puede vencerse por un elemento muy pesado. ¿Qué hubo posado sobre el campo?
Otro detalle significativo y reincidente en el resto de los casos es que los otros animales, ni siquiera los carroñeros, se acercaban al cadáver. Lo real es que en la región las mutilaciones NUNCA CESARON. En menor cantidad se siguieron produciendo. Siguen en la actualidad. Los productores no denuncian porque nadie les da una respuesta y al iniciarse una causa judicial, es mas el tiempo que pierden concurriendo a Tribunales a confirmar sus dichos y regresan sin recibir una respuesta.
Tal vez sería hora que las aseguradoras evalúen cubrir con servicios este tipo de manifestaciones.


28.4.15

Un hito en la Ovnilogía Argentina

MONOLITO EN “VILLAVERDE”



            Investigadores del fenómeno OVNI de nuestro país nucleados en ICOU (Investigadores de Campo OVNI Unidos) habilitaron un monolito en la Estancia “Villaverde” en el espacio donde hace cuatro años evolucionó un “Plato Volador” según expresó el ocasional testigo del suceso, de nombre Alberto A., que también compartió con orgullo el acto.
            El acto se constituye en el primero de este tipo para la ovnilogía nacional y se realizó el domingo 26 de julio al mediodía, en el cierre del IV Encuentro Federal de ICOU, cuyos integrantes se trasladaron al establecimiento rural donde dejaron habilitado el monolito con una placa alusiva al acontecimiento.
            En el lugar, hizo uso de la palabra el investigador local Oscar “Quique” Mario quien agradeció a los propietarios del establecimiento que facilitaron la realización de los estudios pertinentes y a sus colegas de ICOU por el apoyo recibido que ratificaron la tarea realizada. En nombre de la institución nacional habló Luis Burgos quien destacó que la señalización emplazada en el mismo lugar en que evolucionó un OVNI, “es un hito histórico de la ovnilogía nacional” porque es la primera vez que se hace este tipo de acto. Más adelante destacó que “seguramente este es el primer acto de varios más que ICOU realizará en distintos puntos del país”.

            Finalmente, Hugo Fernández Zamponi en nombre de la Estancia “Villaverde” agradeció a los investigadores el profesionalismo con que se trabajó en el lugar y que ese acto se realizara en el establecimiento y de esa manera pasara a ser un hecho histórico para los investigadores argentinos. El texto de la placa habilitada expresa lo siguiente: La Asociación ICOU (Investigadores de Campo OVNI Unidos), tiene el honor y la responsabilidad de establecer la primera señalización de un lugar de asentamiento OVNI en La Pampa, en un episodio registrado en abril de 2011.
            A tal fin, contamos con la invalorable predisposición de los responsables de la Estancia Villaverde que permitieron realizar los estudios pertinentes y recorrer durante el trabajo de campo realizado luego del episodio.
            Este acto se constituye en un hito de la Ovnilogía Argentina, y en el punto de partida para futuros registros en la búsqueda constante de la verdad de uno de los inexplicables enigmas que se plantean al hombre.
Santa Rosa, La Pampa. 26 de abril de 2015


ICOU EN LA PAMPA "Una jornada brillante"

El IV Encuentro Federal de Investigadores de Campo OVNI, se desarrolló en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, los días 25 y 26 de abril, organizado por el Centro de Estudios UFO de esta provincia. Las deliberaciones se realizaron en el Comedor del Parque Recreativo Municipal y luego de las acreditaciones, se desarrolló el tratamiento de los temas que giraron en torno a los avances del Proyecto Cóndor, revitalizado en las primeras horas de 2015 con la activa participación de grupos de la mayoría de las provincias argentinas y del exterior.
Vista parcial del público asistente a la conferencia con entrada
LIBRE Y GRATUITA



















Daniel Padilla (Colón)
En la oportunidad también se dispuso el ingreso del Grupo Río de la Comarca Andina a la institución ICOU (Investigadores de Campos OVNI Unidos) que no pudieron estar presentes por el fenómeno natural del volcán en Chile que impidió el traslado de sus integrantes. También se sumó a la agrupación el grupo CIUFOS a cargo de Raúl Chavez, de la provincia de La Pampa.
Se avanzó en la organización del registro de la institución y en otros detalles que hacen a la vida institucional, para dar paso a un receso, luego del cual, se desarrolló la conferencia pública que contó con un inusitado número de participantes que atentamente siguieron las exposiciones de Quique Mario (CEUFO, La Pampa), Daniel Padilla (Colón, E. Ríos) y Luis Burgos (FAO, La Plata).
Pablo Omasttot (CIFAD) y Luis Burgos (FAO)
Quique Mario (CEUFO)
El primero hizo referencia a la evolución del fenómeno Mutilaciones de Animales y su estrecha relación con el fenómeno OVNI y además, compartió las pruebas de la evolución de los tejidos óseos de un animal mutilado con los de un animal que se conservan en buen estado luego de más de 40 años. También fue expuesto un hongo obtenido en 1972 durante la “Oleada de Olavarría” que se mantuvo intacto durante 35 años. Luego de ese período, recién comenzó su degradación y el público pudo observar en directo los detalles.
Por su parte Daniel Padilla, presentó una serie de pruebas de animales mutilados que continuaron vivos, en algunos casos durante más de dos años con el seguimiento realizado por profesionales privados y de una universidad del litoral. Las imágenes impactaron al público, ya que por primera vez pudieron observar los desplazamientos filmados de un animal mutilado.
Finalmente Luis Burgos, se refirió a “La Hipótesis Decimal” que hace referencia al hecho concreto de la repetición de aparición OVNI en distintas zonas, lo que fue demostrado estadísticamente, para sorpresa de la audiencia que siguió con un respetuoso silencio la ponencia.
Finalmente, el público rodeó a los investigadores y continuó el diálogo directo, enriqueciendo a todos por un ida y vuelta ágil que dejó de manifiesto el deseo de continuar asistiendo a este tipo de exposiciones.
La próxima reunión de ICOU se realizará en la ciudad de Corrientes, donde será anfitrión el grupo CIFAD de aquella provincia litoraleña.


Parte de los elementos exhibidos al público: una extraña huella en yeso, restos de "El OVNI de Tacuarembó,
una cabeza de vacuno mutilado, un hongo de 1972, entre otros, que hicieron las delicias del público